El proceso de deshidratación consiste en eliminar una determinada cantidad de agua en forma de vapor de un producto, hasta alcanzar la humedad final deseada que lo haga apto para consumirse, procesarse o almacenarse (proceso de conservación de alimentos).

Se obtienen frutas y hortalizas deshidratadas, manteniendo sus propiedades nutricionales y organolécticas (color, sabor, aroma, etc.).

Deshidratadora de Cabina

El equipo es totalmente desmontable para facilitar su traslado e instalación.
Control automático de temperatura y humedad relativa.